miércoles

Paz

Siguiendo siempre el mismo silogismo. Suena el despertador, yo me despierto con ruido = Cuando suena el despertador me despierto. Ese es el mero comienzo de un dia que muchas veces pinta a gris y termina en verde, andá a saber porque. Pero lo que realmente molesta es ese incesante tic-tac de la ajugas siempre tratando de gritarte: "El tiempo pasa, no te olvides". Malditas agujas. Todos seriamos mas felices si ese alguien que te invento, no hubiera despertado. Tiempo sos vos, en fin, quien guia las agujas de mi vida y no necesito que venga un aparato a decirme a que hora dejar de soñar. Dejame soñar que asi soy feliz, dejame vivir que de eso se trata la vida, dejame estar que de eso se trata la libertad. Sueño con una vida libre, libre de presiones, pensamientos, obligaciones y todo eso que lo unico que logra es conseguirnos un par de atomos juntos a cambio de nuestro tiempo, de nuestra vida. Yo quiero vivir, no quiero atomos. Para que acumular cosas. Encontremos cosas, busquemos.
Pero cuando al fin encuentro algo que me abre los ojos, mi cabeza se cierra y no deja salir nada, a nadie. No puedo manifestar esto que tengo adentro por vos, pedazo de atomos, que me volvés tarado cada vez que te veo cocinar, que te veo andar, que te veo ser. No te puedo decir nada porque la conciencia no me lo permite. Mi conciencia no esta tranquila porque hasta ahora no pude decirte nada, y ahi van pasando los minutos, asi el reloj me va ahogando con su esclavizante tic-tac. No quiero guardarme más nada, rompamos este circulo. Conciencia, dejame ser yo mismo. Corazon, deja de fijarte en personas que no valen la pena. Ponganse de acuerdo que en su poder esta la revolucion. Ya no más tic-tac, ni relojes, ni tiempo. Generen algo eterno.
La paz esté conmigo, y con mi espiritu.

No hay comentarios:

Entradas viejas