viernes

"La división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder. Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder desde los remotos tiempos en que los europeos del Renacimiento se abalanzaron a través del mar y le hundieron los dientes en la garganta. Pasaron los siglos y América Latina perfeccionó sus funciones. Este ya no es el reino de las maravillas donde la realidad derrotaba a la fábula y la imaginación era humillada por los trofeos de la conquista, los yacimientos de oro y las montañas de plata. Pero la región sigue trabajando de sirvienta.-"

Eduardo Galeano
"Las venas abiertas de America Latina"

Y sin embargo nuestra sangre sigue corriendo.

3 comentarios:

-Meluchitaa! dijo...

-Aaaaaaaaaaai te extraaaaaaaño apurate y veni chabon desubicado! ajajaja (L)

Fer,, ! dijo...

Nuestra derrota estuvo siempre implícita en la victoria ajena; nuestra riqueza ha generado siemrpe nuestra pobreza para alimentar la prosperidad de otros: los imperios y sus caporales nativos. En la alquimia colonial y neocolonial, el oro se transfigura en chatarra, y los alimentos se convierten en veneno.


Lo estoy volviendo a leer.

Lucas Britez dijo...

eso distes en la facu :O?
yo lo lei en el colegio,
espero qe estees bieeen (L

Entradas viejas