sábado

Un rato más de Indie Rock

Hola, me llamo Andrés y me di cuenta que no me gustan los deportes porque cuando era chico no tenía tanto talento como los demás y un par de veces me elijieron último (cosa que destroza la moral de cualquier chico). Es ahi donde comienza mi separación con ese tipo de estereotipo personal.

Busqué mi propio estereotipo para encajar. Ya que nunca me iban a elegir primero para jugar un partido de fútbol, comencé a leer más, a mirar otros canales (cosa que me llevó a Mtv y aunque ahora sea una mierda, en mi época me hizo ver el lado increíble que tiene la música), a pasar mucho tiempo en la computadora (después me voy a arrepentir, pero nuestro pasado nos lleva a donde estamos parados ahora) y a hacer otras cosas con tal de separarme de ese tipo de personas. Podía pasar horas volando con un libro, imaginando que era yo el protagonista y, de alguna manera, viviendo una realidad que no era real. Yo vivía en mi mundo y pude conocer gente que también quería vivir en él.

El problema fue que no solo me quise separar de toda esa mierda, sino que comencé a llamarla mierda y así con mi orgullo me fui encerrando en mí mismo. Pero por suerte en ese tiempo pude conocerme un poco más.

-Casi me olvido de comentar como agrandaba mi ego que me digan que parecía una persona más grande cuando hablaban conmigo-.

Me compré mis primeros Cd´s, repudié a profesores, me peleé con mis viejos y, por fin, encontré gente con la que pude encajar. ¡Eso era la adolescencia para mi! El alcohol me ayudó a olvidarme de toda esa mierda las veces que salíamos a bailar. Pero el alcohol de ninguna manera es un amigo fiel, al otro día te acuchilla por la espalda sin importarle nada.

Llegué a sentirme el dueño del mundo. Yo, mi música, mis amigos, mis libros, mi futuro. Y doy gracias a todos mis compañeros de primaria por no haberme elegido primero para algún partido, porque sino me iba a conformar con patear bien a una pelota y tratar que entre a un arco un poco más alto y bastante más ancho que una persona. Les doy gracias por haberme hecho no conformista y -con el tiempo- crítico de las cosas.

Pensar que para mí fue solo una cuestión de deporte.

4 comentarios:

Maruh dijo...

JAJAJAJA, me identifico con lo de los deportes, aunque antes de conocer los partidos de vóley en educación física, ya me refugiaba en los libros.

Me gustó muchísimo tu texto, una reseña de tu vida :)
sabés que no me sale escribir nada concreto (si es que alguna vez lo hice) ultimamente?

Dah, te mando un abrazo a través de tu caparazón, espero que andes muy bien en esa turba de gente loca.

Te quiero che:)

Fer,, ! dijo...

Pensar que mas de una vez me eligieron por último, pero jamás quise ser un jugador que lo elijan primero, desde pequeños nos enseñan a elegir lo mejor, y asi de grandes nos convertimos en lo peor.
Como decíamos hace algunas horas, estoy orgulloso de nosotros, no conozco tanta union sin relacion familiar. Encontramos la forma de engañar nuestro ADN y simplemente, asumir que somos hermanos.
Te amo hermano, tal y como sos.

Lucas Britez dijo...

boludo no te digo qe somos iguales?
me siento identificado (?) ,
Los mejores momentos de la lectura son cuando encontras algo un pensamiento, un sentimiento,un punto de vista que habías creído que era especial o particularmente tuyo.
Y helo ahí...
escrito por otra persona.
et amo

Iru dijo...

Como haces para darte cuenta de esas cosas tan minimas, si, solo uno puede darse cuenta. Me alegra que seas un imaginativo y alguien con quien se puede hablar profundamente, que alguien en quien solo miran su fisico y como le fue en su partido. Es lo mejor interiorizarse con vos. Y es una de las mejores cosas que tenes amigo. Te amo y te extraño! y si nos debemos una charla de la vida

Entradas viejas