miércoles

El cielo tiene color nada y los días pasan sin darse cuenta. Las hojas de los arboles ya no tienen espacio para caerse y el calor se ausenta por unos meses. Y yo en lo único en lo que puedo apoyarme es en una sombra que el reloj dejó atras hace tiempo. Ya fue ya.

No hay comentarios:

Entradas viejas