miércoles

Vos sos pura lujuria. Cuando te conocí supe que eras mi perdición y no me equivoque. No me demostras nada y yo tampoco, pero cuando estas cerca el aire se llena de espesor. Tu perfume lo siento hasta dormido. Aunque mire para otro lado me muero de ganas de mirarte todo el día. Sos un imán y yo un alfiler. ¡Te detesto magnetismo! (pero me encanta dejarme llevar).

No hay comentarios:

Entradas viejas