jueves


Sabíamos no decirnos nada, conservando en apariencia una amistad consolidada. Sabíamos no exigirnos mucho: '¿Hola qué haces? convidame un pucho que me tenes abandonada'.
Vos con tu mochila a cuesta, yo con la excusa perfecta para charlar de pavadas. Nos hizo un guiño san telmo, un poco de humo en el medio y enloquecieron las miradas. Quiso el destino que esa noche hiciera frío y que el ruido de los coches me hiciera hablarte al oído. Y si el diablo se contenta con que dudes un instante... vos y yo, nuestras miserias y esta noche por delante, amor.
¿Quien sabe?

Las Pastillas del abuelo.

3 comentarios:

jeny dijo...

MUY BUENO EL BLOG :)

María Gabriela dijo...

te voy a copiar un pedacito de esta cancion andru ! :) Te adoro

Primavera Fugaz dijo...

Las pastillas :)

Entradas viejas