miércoles

Si estás cayendo, la primera reacción que podes tener es agarrarte a la escalera. Así se maneja la gente, agarrándose a escaleras. Nos aferramos. Todo lo que podamos aferrar, lo aferramos. Cualquier cosa que sea digna de guardarla en un cajón, la guardamos. Sin duda. Deberíamos llamarnos buscadores de tesoros en lugar de humanos. Buscamos, buscamos y muy difícilmente lo encontremos, pero buscamos ese tesoro. Necesidad constante de movilidad. Romper con ganas y furia, sin vergüenza. Hay que aprender a romper.

1 comentario:

Camila Inblack dijo...

Hola

Me gusta...me gustó...
*Hay que aprender a romper*

buen blog,
te sigo!
saludos.

Entradas viejas