sábado

Sabía que era su ultimo día en el pueblo y decidió ir a despedirse de Martín. Dudaba si él iba a recibirla, pero -debido a su carácter- siguió hasta la puerta y caminando comenzó su viaje. Tenía al menos media hora hasta llegar.
Recordó su primer día allí, hace ya unos cuantos meses. Un día helado hasta el punto de ser insoportable, pero eso no importaba ya que vería los ojos que hace tanto venía añorando. Efectivamente, al llegar estaba él esperandola, como siempre, con su paraguas, su sobretodo cubierto de nieve y el sombrero que no se despegaba de su cabeza. ¡Es igual que siempre! -pensó ella- Nada cambió. Pero no pudo ver que el frío y el tiempo habían traido más que solamente nieve y relojes atrasados. Aunque no lo pudo ver, la persona que encontró ahí era distinta. Los ojos mientes muchas veces y esta no fue la excepción. Al besarlo un rayo abrió sis ojos. La sombra que se encontraba enfrente suyo era un extraño que saludaba al aire, un espantapajaros, un cuerpo sin alma. Fue así que comenzaron a correr las primeras lagrimas por sus mejillas. Él trataba de consolarla, pero lo único que ella podía escuchar eran aquellos ruidos extraños, desconocidos y sentía como su corazón se revolvía de angustia, pidiendo a gritos que lo saquen de allí.
Todo fue muy rápido. Él cambió por la ciudad -pensaba ella- o por el frío, debe ser por el frío. A él nunca le gusto el frío -pensaba- o quizás algo ocurrió en su trabajo por eso envió a un extraño y no vino. Esto no es él, no es él -pensaba. Se rehusaba a aceptar que las cosas cambiaron, incluso las leyes. La persona que tenía delante era la misma a la que ella había elegido para pasar el resto de su vida, pero ahora lo veía vacío, carente de contenido. Vasijas vacías por la erosión del tiempo.
Corriendo fue hasta la otra punta del lugar, dejando caer todos sus bolsos. Su rostro se lastimaba por la mezcla de frío y lágrimas. Mezcla de frío y lagrimas. No podía más, y fue así que decidió saltar.

Andrés Sebastián Alvez, agosto 2009.

2 comentarios:

across the universe dijo...

Si, esa misma,traducida obviamente
saludos querido:)

Mercè Estruç dijo...

¿etiqueta de "cero sentido" ?
que va!!! este post esta lleno de sentido. mil y una vez han pasado situaciones parecidas, pero la indecisión de las protagonistas ha hecho que "para siempre más" arrastrara la historia llena de insatisfacción.
Valiente la protagonista y la apluado.
Besos

Entradas viejas