sábado

Antes, hace muchos años, quería crecer. No aguantaba la liviandad de mi ser, quería ser más alto y tener la voz más gruesa. No iba a permitir que me corten más el pelo como ellos querían, sino que yo iba a elegir. Por fin todo iba a estar a mi alcance. Obvio que ya no jugaría mas con los muñecos ni miraría dibujitos porque eso era para nenitos. Iba a ser grande, serio, alto y barbudo.
Ahora que tengo casi todo eso quiero volver a inventarme mundos con ladrillitos de colores, guerras interminables entre muñecos de plástico y mirarme la maratón de Capitan Planeta los sábados a la mañana. Quiero conocer a alguien y en lugar de hablar, jugar un rato a las escondidas y decir malas palabras sin que nos descubran.
Era tan sencillo todo y sin embargo en ese momento quería crecer. Tengo el complejo de Peter Pan.

7 comentarios:

Fio dijo...

Mientras no te pegue para el lado de Michael Jackson todo bien.

Igual vos fijate, puertas adentro nadie te va a juzgar de nada y si se tiene el aguante necesario, puertas afuera poco importa.

rumboalsol dijo...

bueno, gracias por tus palabras. creo que las cosas buenas que tenemos para decirle a los demás siempre hay que sacarlas, nunca están de mas. y creo que en mi blog es donde mas fácil me sale ser yo mismo, aun mas que en la vida real, por lo tanto estás conociendome casi directamente como persona.

la melancolía de la que hablás me pegó a mi también en algún momento, pero que se yo, cada etapa tiene sus cosas y hay que descubrirlas, lo único que se pierda es la inocencia y la distracción infantil... y cuando evaluás cada paso, todo se hace mas dificultoso de conquistar.

ausenciadedios dijo...

Me parece que nos pasa a todos, de más está decir que te entiendo.

Flor. dijo...

Ahora no te equivoques y tropiezes con lo mismo, cuando somos niños queremos crecer, y cuando somos grandes queremos volver a ser chicos. Ahora te queda mirar para adelante, muchas veces nos guiamos por lo que queremos en el momento, por nuestras pasiones y eso hace que nos equivoquemos, sin querer. No hay que quemar etapas, hay que disfrutar de cada una de ellas, disfruta cuando no sabés y disfruta cuando aprendés.

Mercè Estruç dijo...

yo quiero volver a ser Campanilla.
Demasdiadas veces idealizamos no que "no somos" o "no tenemos", pero para eso tenemos la imaginación y el querer vivir con intensidad el dia a dia, aunque sea con melancolia.
Un abrazo

mflorencia dijo...

en papel somos lo que queremos, eh?

Irinaaa dijo...

linda entrada peter!

Entradas viejas